logo lvk propiedades 200

 

        

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 967

Crece oferta de edificios de baja altura y pocos departamentos

Escrito por
Valorar este artículo
(1 Votar)

Hoy es posible encontrar proyectos de escala pequeña en sectores centrales y consolidados de comunas como Providencia o incluso Lo Barnechea. Estos se orientan a un público que privilegia el diseño, la exclusividad y la seguridad, dicen sus gestores.

En el último tiempo ha surgido una tendencia interesante en comunas como Providencia, Ñuñoa o incluso Lo Barnechea: más allá de los proyectos propiamente de lujo -que siempre apuestan por la baja densidad-, se están levantando en zonas centrales edificios de pocos pisos y con un bajo número de unidades (usualmente menos de 35). Algunos de ellos, ubicados en terrenos pequeños y cerca del metro.

Sus ventajas son variadas, dices sus gestores.

Una de ellas "es que existen pocos espacios comunes, lo que hace que los gastos comunes sean utilizados con mayor eficiencia. Por otra parte, el tema de la seguridad también es muy importante para los residentes, por lo que un edificio con pocas unidades hace que este sea más seguro al tener un mejor control de conserjería, en donde los vecinos pueden conocerse entre ellos y no existe un flujo de personas tan alto como en los edificios de alta densidad", afirma Francisco Vinagre, gerente general de Surmonte, empresa que hoy comercializa varios proyectos de este tipo.

Además, dice, en este tipo de edificaciones existe un mayor énfasis respecto al buen funcionamiento y control que puede tener la administración.

A su vez, indica, otra de sus ventajas es que "permiten lograr una mejor homogeneidad de los residentes, los cuales tienen un estilo de vida similar, mejorando la relación y conocimiento entre los vecinos y aumentando la seguridad del edificio".

Coincide con esta opinión Claudia Alarcón, coordinadora comercial de El Nido Propiedades, empresa que comercializa el edificio Jorge Matte, de inmobiliaria Colforza, ubicado en el barrio Las Lilas, en Providencia.

"Dentro de los beneficios que ofrece este tipo de edificios está la tranquilidad de contar con pocos vecinos, lo que favorece la seguridad y permite una relación más cotidiana con ellos. Es como la vida de un condominio tradicional de casas, pero dispuestas en altura. Por otra parte, el proyecto está pensado sin demasiados gastos operativos para no tener altos gastos comunes".

Nichos interesantes

¿Hacia quienes se dirigen estos productos?

Francisco Vinagre cuenta que Surmonte, por ejemplo, se especializa en diseñar propuestas innovadoras de arquitectura y de diseño para satisfacer las necesidades de un nicho particular, "como lo son principalmente personas solteras, parejas jóvenes o personas separadas; en definitiva, gente que vive sola, segmento que ha sido desatendido y que crece con fuerza año a año".

Pero más allá de eso, dice, en Surmonte Inmobiliaria, definieron a su público objetivo como aquellos que buscan un producto inmobiliario único, distinto al resto: aquellos que entienden que no todos somos iguales, a quienes les cautiven las marcas diferenciadoras y vanguardistas".

En el caso del proyecto de Jorge Matte, comenta Claudia Alarcón, "este se orienta a personas que buscan la seguridad y buena ubicación de un departamento, pero con las características, espacios y confort de una casa, que privilegian vivir en sectores como el barrio Plaza Las Lilas".

Oferta innovadora

Los tipos de productos que se ofrecen en estos proyectos son variados, cuentan sus gestores.

Comenta Francisco Vinagre que en el caso de los proyectos Surmonte, por ejemplo, el cliente puede optar entre departamentos loft, dúplex normal, dúplex que incorporan dobles alturas, o departamentos de uno, dos o tres dormitorios.

Se trata de edificios de pocas unidades.

"Por ejemplo, en el caso de la calle Lautaro Ferrer, desarrollamos dos edificios de departamentos dúplex con un look industrial: LF35, edificio de 4 pisos con 35 departamentos dúplex, y el edificio Ferrer24, edificio de 5 pisos con solo 24 departamentos dúplex".

A su vez, relata, en el proyecto HDA24, ubicado en la calle Hernando de Aguirre, desarrollaron un edificio de 7 pisos con 24 departamentos, y los edificios Suecia23 y Holanda23 son proyectos de 7 pisos que cuentan con solo 23 departamentos cada uno. Además, en La Dehesa han desarrollado el edificio Candil35, de solo 4 pisos de altura, con 35 departamentos.

En el caso del proyecto de Jorge Matte, el proyecto corresponde a 8 departamentos, todos dúplex, algunos con acceso a terraza mirador y otros con acceso a patio en primer piso. "Se caracterizan por tener amplios espacios, terminaciones de calidad e instalaciones full electric ", dice Claudia Alarcón.

¿Cuál es el futuro de este tipo de proyectos?

Hay oportunidades para crecer, señalan los ejecutivos.

En parte, porque se han transformado en una interesante estrategia de diferenciación

"En general, las inmobiliarias apuntan a grandes proyectos que rentabilicen al máximo grandes terrenos. En nuestro caso, la inmobiliaria vio que hay una demanda creciente de personas que están buscando alejarse de proyectos masivos, para vivir en edificios de una escala más humana y sustentable, lo que no estaba siendo resuelto en el mercado inmobiliario tradicional".

Además, señala, tienen la ventaja de que se adaptan mejor a los planes reguladores actuales de comunas como Providencia, lo que se incidiría en una mejor calidad de vida.

"Este tipo de proyectos es un ejemplo de que es posible desarrollar proyectos de calidad que respondan a las nuevas condiciones regulatorias", señalan.

 

Felipe Álamos
Clasificados Propiedades
El Mercurio

Leído 1360 veces