logo lvk propiedades 200

 

        

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 967

Impuesto del 10% sobre utilidad en venta de bienes raíces

Escrito por
Valorar este artículo
(2 votos)

La nueva Reforma Tributaria, trae consigo una serie de nuevas figuras legales y reglamentarias que cambian la tributación a la hora de vender una propiedad.

REFORMA TRIBUTARIA; IMPUESTO A LA VENTA DE BIENES RAÍCES

El primer gran impacto de la reforma tributaria es el referido a la venta de los bienes raíces a contar del año 2017.
Actualmente, y hasta el año 2016, si una persona vende su casa o un bien raíz de su propiedad no paga impuesto a la renta alguno, a menos que se dedique al negocio de comprar y vender bienes raíces, o que le aplique alguna de las presunciones de habitualidad que contiene el actual artículo 18 de la Ley de Impuesto a la Renta.

A contar del año 2017, habrá que hacer las siguientes distinciones antes de definir los impuestos aplicables:

a) Si el bien fue adquirido antes del año 2004 se aplica la norma actual, por lo cual la venta no pagará impuestos a la renta, a menos que sea habitual en estas operaciones o se venda antes del año de su adquisición.

b) Para los bienes adquiridos a contar del año 2004 se establecerá una cuota exenta de 8.000 unidades de fomento por toda la vida del contribuyente, que libera las utilidades en venta de los bienes raíces, sin establecer un máximo de unidades. A modo de ejemplo, si en el año 2017 una persona vende un bien raíz adquirido en el año 2004 con una utilidad de 6.000 UF, no pagará impuesto sobre esa utilidad y todavía le quedan disponibles 2.000 UF libres de impuesto para futuras ventas.
En consecuencia, para la venta de viviendas adquiridas después del 2004 existirá una exención de 8000 UF, en carácter de única, en relación a la utilidad que se produzca para esa operación y cualquier otra.
Extinguida esa exención existirá un impuesto de un 10% sobre la utilidad generada.
Las personas que hayan comprado una o más propiedades en 2004 o después y estén pensando en venderlas en el futuro deberían estar analizando ya si deben realizar una tasación de su propiedad en el corto plazo.

Esto, porque una tasación que acredite el valor comercial de un bien raíz a la fecha de publicación de la reforma tributaria en el Diario Oficial, lo que debiera ocurrir en septiembre, es una de las formas en que se puede calcular el costo de la propiedad para determinar si hubo utilidad y si esa utilidad está sujeta a impuesto.

La reforma asimila el tratamiento de la ganancia o “mayor valor” obtenida por la venta de un bien raíz con el de las acciones: a partir de 2017, estarán afectos a impuesto global complementario o a un impuesto único con tasa de 10%, a elección del contribuyente, por la parte que supere 8.000 UF. Los bienes raíces comprados antes de 2004 seguirán regidos por la ley actual.

Cada contribuyente, para este caso persona natural y residente en Chile, tendrá un límite máximo de 8.000 UF durante su vida para percibir ganancias de capital provenientes de la venta de bienes raíces, sin importar el número de propiedades, operaciones o el monto de ellas. El Servicio de Impuestos Internos dispondrá de los antecedentes sobre las operaciones que se realicen para computar ese límite.

La ganancia o utilidad se calcula restando el costo tributario al precio de venta. Ese costo tributario será el precio de compra corregido por IPC y al que se pueden sumar todos los desembolsos en mejoras que hayan pasado a formar parte de la propiedad y se hayan informado al SII para el cálculo de contribuciones.

Para las propiedades compradas entre el 1 de enero de 2004 y la fecha de publicación de la ley existen otras dos opciones: el avalúo fiscal vigente al 1 de enero de 2017 y “el valor de mercado acreditado fehacientemente por el contribuyente, a la fecha de publicación de la ley”, cifra que debe ser comunicada al SII hasta el 31 de diciembre de 2015, en la forma que el servicio establezca.
VER guia para calcular avaluo SII

Leído 2097 veces

Media