El nombramiento del administrador se produce en la asamblea de copropietarios. Debe constar en el acta de la asamblea en que se adoptó el acuerdo y reducirse a escritura pública por la persona autorizada para tal efecto o por cualquier miembro del comité de administración. Además, hay que guardar una copia autorizada en los archivos que maneje la administración de propiedades del edificio. Si no hay administrador, debe actuar como tal el presidente del comité de administración.